Miami Medicinas peligrosas y dispositivos médicos defectuosos

Acciones de Clase y Misa Agravios

Dangerous and Defective Drugs lawyers in MiamiPuedes ser parte de una Demanda Colectiva si has sufrido daños
Como consumidor, tienes todo el derecho de esperar que las compañías farmacéuticas te provean de productos seguros y efectivos, con la menor cantidad de efectos secundarios. Los efectos secundarios adversos pueden ocasionar años de dolor y sufrimiento.

Si tú o algún ser querido ha sufrido como resultado de usar medicamentos peligrosos o dispositivos médicos defectuosos, llama a las oficinas del Abogado José Francisco para recibir una evaluación de tu caso sin costo alguno.
Entre los medicamentos defectuosos más comunes se encuentran (desafortunadamente, hay demasiados como para ponerlos todos en la lista…):

  • Vioxx
  • Viagra
  • Fen Phen
  • Ortho Evra
  • YAZ, Yasmine and Orella
  • Celebrex
  • Paxil
  • Hydroxycut
  • Ephedra
  • Crestor
  • Zofran
  • Xarelto
  • Pradaxa
  • Eliquis
  • Duetact
  • Benicar
  • Janumet
  • Boniva
  • Fosamax
  • Cymbalta
  • Levaquin
  • Cipro
  • Tequin
  • Avelox
  • GranuFlo
  • NaturalLyte
  • Invokana
  • Farxiga
  • Xigduo
  • Jardiance
  • Glyxambis
  • Invokamet
  • Januvia
  • Byetta
  • Victoza
  • Lupitor
  • Mirena IUD
  • Propecia
  • Proscar
  • Risperdal
  • Celexa
  • Effexor
  • Lexapro
  • Pristiq
  • Prozac
  • Zoloft
  • Xarelto
  • Pradaxa
  • Eliquis

Todos los años, las compañías farmacéuticas introducen al mercado nuevos medicamentos y dispositivos. Muchos de ellos resultan seguros. Sin embargo, algunas de las medicinas y de los dispositivos no operan de la manera como se suponía que debían hacerlo.

En vez de tomar responsabilidad por sus errores, las empresas farmacéuticas se reúsan a aceptar la responsabilidad sobre sus productos. No advierten a los consumidores y ofrecen retirar las medicinas. O simplemente no hacen nada y continúan acumulando sus ganancias. Su inacción y sus tácticas de echar a otros la culpa tienen como resultado que gente inocente termine resultando herida o incluso muerta.

Cómo es que las medicinas peligrosas y los dispositivos médicos defectuosos continúan en el mercado

La FDA (Administración de Alimentos y Medicinas) tiene el papel de aprobar las medicinas y los dispositivos médicos. La FDA supervisa el proceso y permite a las compañías farmacéuticas llegar al mercado y vender sus productos. Todas las medicinas y los dispositivos pasan por años de pruebas a fin de que se les considere razonablemente seguros para ser vendidos a los consumidores.

Algunas veces las compañías farmacéuticas pueden fallar en el blanco en lo que respecta a sus productos. A pesar de los años de pruebas y de seguir protocolos de seguridad, los productos pueden no operar como deberían hacerlo. Es solamente después de que han sido usados por miles de personas que sale a relucir la verdad sobre estos productos. Cuando la FDA recibe varias quejas sobre una medicina, pone en vigor sus reglamentos y ordena que la medicina sea retirada.

Ordenar que una medicina sea retirada es un paso positivo en la dirección correcta en los casos en los que existe una medicina o dispositivo médico defectuoso. Pero aún cuando se retira ese producto, el daño ya está hecho. Miles de personas han resultado dañadas o incluso han perdido la vida.

Medicinas peligrosas

Todas las medicinas que se obtienen con receta tienen efectos secundarios. Sin embargo, la mayor parte de ellos son menores y no ponen en riesgo la vida de las personas que las usan. Un medicamento se considera peligroso cuando sus efectos secundarios causan daño severo al cuerpo o incluso la muerte.

Por ejemplo, Xarelto es una medicina que ha sido objeto de muchas acciones legales. Se trata de un anticoagulante que se usa para adelgazar la sangre después de que un paciente ha recibido un implante de cadera, entre muchos otros usos. Muchos usuarios de Xarelto han reportado sangrados inusuales que no se detienen. Se dice que los fabricantes de Xarelto estaban conscientes de que esta medicina era peligrosa. Más aún, fallaron al no proporcionar un protocolo que los médicos pudieran usar para detener el sangrado. Como resultado de esta supuesta negligencia, miles de personas han resultado dañadas y cientos de personas han fallecido.

Otras medicinas peligrosas incluyen:

  • Vioxx
  • Viagra
  • Fen Phen
  • Ortho Evra
  • YAZ, Yasmine and Orella
  • Celebrex
  • Paxil
  • Hydroxycut
  • Ephedra
  • Crestor
  • Zofran
  • Xarelto
  • Pradaxa
  • Eliquis
  • Duetact
  • Benicar
  • Janumet
  • Boniva
  • Fosamax
  • Cymbalta
  • Levaquin
  • Cipro
  • Tequin
  • Avelox
  • GranuFlo
  • NaturalLyte
  • Invokana
  • Farxiga
  • Xigduo
  • Jardiance
  • Glyxambis
  • Invokamet
  • Januvia
  • Byetta
  • Victoza
  • Lupitor
  • Mirena IUD
  • Propecia
  • Proscar
  • Risperdal
  • Celexa
  • Effexor
  • Lexapro
  • Pristiq
  • Prozac
  • Zoloft
  • Xarelto
  • Pradaxa
  • Eliquis

Dispositivos defectuosos

Loa dispositivos médicos han sido usado por años con gran éxito. Muchos de estos dispositivos tienen una tasa de éxito muy alta. Pero hay veces en las que los dispositivos no trabajan como pensaba originalmente la compañía farmacéutica. Los dispositivos pueden causar condiciones médicas adversas e incluso provocar la muerte de sus usuarios.
Aquí hay algunos ejemplos:

  • El mal funcionamiento de bombas de insulina o de dolor
  • El fallo de algunos marcapasos de mantener ritmos cardíacos precisos
  • Los dispositivos han causado infecciones porque no se limpian o sanitizan adecuadamente
  • El sistema inmunológico sufre daños como resultado de dispositivos médicos o implantes de senos
  • Fallo de implantes de cadera y partes defectuosas de reemplazo de rodillas

Cuando las compañías farmacéuticas, a sabiendas, arriesgan la seguridad pública

La industria farmacéutica es una industria de muchos billones de dólares. En algunos casos, las compañías están motivadas por las ganancias y aun sabiéndolo, mantienen sus productos defectuosos en el mercado. A pesar de las advertencias y las muertes, no enfrentan sus responsabilidades corporativas ni toman en sus manos los problemas.

Cuando esto sucede, la FDA y el sistema legal deben entrar en acción. A pesar de las previsiones y de los procesos proporcionados por la FDA, cada compañía farmacéutica debe ser responsable de sus productos. El hecho de recibir una aprobación por parte de la FDA no elimina la responsabilidad de las compañías farmacéuticas.

Si son demandadas por los consumidores y si se descubre que ellas son responsables de los daños, pueden terminar pagando una cantidad fuerte por su ambición corporativa y su inacción. Algunas de las compensaciones incluyen pago por cuidado médico en el pasado y en el futuro, daños punitivos, gastos de funerales, dolor, sufrimiento y daños emocionales.